SHARE

El 6 de enero 2021 el Congreso de los Estados Unidos confirmó a Joe Biden y a Kamala Harris como Presidente y Vicepresidente de los Estados Unidos. Asumirán el poder el 20 de enero próximo. Inicia la era del socialismo globalista progresista en el otrora bastión de la libertad.

Por primera vez, el ex líder del mundo libre tendrá un gobierno totalmente anti nacionalista. Ambos han demostrado que ven el papel de su país muy distinto al Presidente saliente y a los Republicanos. Cuando Biden era VP, en el gobierno de Obama, implementaron las políticas que fortalecieron el papel de China como fábrica del planeta.

Biden contribuyó al fortalecimiento de Irán, en detrimento de Israel. Gracias a sus políticas ISIS se fortaleció no sólo en Medio Oriente sino en África. Es de esperarse que el acuerdo con Irán resurga con mayores beneficios para ese país, principal patrocinador del terrorismo internacional. Durante ese gobierno, Irán se alió con Maduro, e inició su presencia en el Hemisferio Occidental.

Obama-Biden fueron muy amigos de los Castro. Por primera vez, un Presidente del supuesto líder del mundo libre visitó la isla y se fotografió delante de la imagen del Che Guevara. Un mensaje fuerte y claro al mundo socialista internacional. Es obvio que hasta el programa de médicos cubanos se verá beneficiado.

Los Demócratas ven su misión intromisoria en las políticas internas como fin último en sí mismo. Enarbolan la bandera de superioridad en todo sentido, para imponer sus políticas pro gobierno grande, alza de impuestos y mayores restricciones a la productividad. Gracias al poder que ejercen ellos sobre nuestros políticos, perdimos inversión extranjera en Guatemala. La amenaza de perder la visa, los hace entrar en pánico y obedecer lo que digan las alimañas del pantano del Departamento de Estado.

Es así que no nos sorprendamos de ver nuevamente las Reformas Constitucionales en la mesa, con mayor auge que antes. Ya no tienen fuerza los diputados que impidieron que esas nefastas reformas pro aborto, anti familia, anti fe y pro todo lo políticamente correcto. Ahora, como diría el Chapulín, no hay quién nos defienda.

Usan su poder para politizar la aplicación de justicia, sólo vean a Robinson y a Arreaga en Guatemala para “influenciar” el resultado de la elección a Magistrado de la Corte de Constitucionalidad. Con total descaro, promoviendo a sus peones, atacando al único candidato que con todas sus imperfecciones, no se pliega a su agenda. Veremos más persecución política contra todo aquel que ose alzar la voz en contra de esa imparable máquina socialista globalista progresista.

El sheriff del planeta, aunque no quiera, perdió su autoridad moral. No puede aplicar la ley con firmeza cuando en su propia casa tiene un desmadre. Un hijo mafioso y drogadicto, una hija asesina, una familia totalmente putrefacta. Ah, pero pinta la jefatura policial bonita y aparenta que todo está muy bien. Los gringos NO TIENEN YA la autoridad moral de venir a decirnos nada… pero, la clase política seguirá besandoles los pies y agachando la cabeza para no perder su visa o su libertad.

Lo vivido esta semana confirma que el mundo no está listo para un líder no político. El mundo quiere líderes que hablan bonito, aunque mientan. El mundo quiere a los Obamas, a los Portillo, a los Chavez. El mundo no quiere un líder honesto y franco, que le dice las peladas cómo son, sin anestesia. Así que tenemos lo que tenemos, en Guatemala cómo en USA. Salvar su “poderío” internacional es más importante que limpiar su propia casa. Prefieren meter la basura bajo la alfombra, que admitir que son falibles y arreglar su desmadre.

Eso, les costará caro porque no volverán a tener elecciones limpias. Si el fraude fue exitoso en ese país, que puede esperar el resto del planeta. Y para rematarla, ahora saben los Antifas y BLM que con violencia y presión agresiva doblegan a los políticos.

Queda también en evidencia que los políticos son lo mismo en todos lados, con contadas excepciones.  El Senador Ted Cruz queriendo limpiar su Congreso poniendo límite de tiempo a los que se postulan para el Legislativo. Hay Senadores que tienen desde los 1970s de estar en el Senado, al igual que muchos Representantes. Se creen dueños de su curul, dueños de la verdad, se corrompen y piensan  que son intocables. ¿Qué iban a apoyar a Cruz sus colegas sabiendo que quiere mandarlos a sus casas?

También vemos a todas luces que la clase política hará cualquier cosa, incluyendo traicionar a su gente y a sus líderes, para autopreservarse. Incluyendo violar su propio Legislativo con terroristas de Antifa, o como en Guatemala, de Antifa a la Tortrix, para culpar a un adversario político. 

Es evidente que el aparato de la izquierda, el engranaje es tan poderoso, han trabajado tan eficientemente su proceso, que son imparables aquí, en USA, y en todo el Hemisferio. Lo políticamente correcto es imparable, y los que somos políticamente incorrectos tendremos que callar o morir defendiendo nuestro punto.

BETTY MARROQUIN

LEAVE A REPLY