SHARE

El miércoles 6 de enero 2021 veremos una sesión conjunta del Congreso de los Estados Unidos que hará Historia.  El Senado y la Cámara de Representantes se reunirán, como lo manda la Ley, para conocer el resultado de las votaciones del Colegio Electoral como selladas el 14 de diciembre.  
Se necesitan 270 votos del Colegio Electoral para ser Presidente. Lo mas seguro es que reciba la certificación de esos votos. Lastimosamente, a pesar de las numerosas anomalías, la presión politica es demasiada para certificar la elección.
Muchos en USA piensan que es mejor tener un gobierno ilegítimo por 4 años que reconocer que su “sacrosanto” sistema es intrínsecamente falible. Para ellos, es más importante “salvar” la cara a nivel internacional y creen que a través de los medios pueden manipular la información para acallar las voces que los hacen ver cómo una gigante república bananera.
Corregir el resultado de la elección, bajo la perspectiva internacional demuestra de nuevo la distinta visión de los dos grandes partidos. 
A los Republicanos no les importa, no sólo porque querían retener el Ejecutivo. Les importa poco que el mundo sepa que son falible, porque ellos consideran que cada país debe arreglar sus problemas. Ellos quieren limpiar su propia casa y reconocen sus fallas.
Los Demócratas, además de vengarse de Trump y recobrar el Ejecutivo, buscan mangonear a la humanidad entera. Por ende, tener credibilidad es indispensable para que los países acepten sus imposiciones. Si el mundo entendiera su desmadre interno, perderían ese poder en el exterior.
Lo que veremos el 6 de enero será entonces una interesante sesión que pondrá de manifiesto mucho de la Constitución de los USA, de su proceso electoral, y de su sistema de gobierno. Al final, el resultado no cambiará en el Ejecutivo, si bien lo deslegitimará ad eternum. 
El martes 5 de enero veremos quié ganó el Senado. Sabremos si la Administración socialista globalista progresista de Biden-Harris tendrá freno, o no. Sabremos si será imparable lo que se nos viene en favor del aborto, contra la fe y la familia, en pro de mayores impuestos, de gobiernos mas entrometidos en la vida privada del individuo, más intolerantes por imponer el políticamente correcto.

El socialismo globalista progresista triunfó en el país otrora bastión y líder del mundo libre, gracias a los medios, a la falta de interés de la gente en informarse, y al silencio de una mayoría aguantadora. Tema para otro artículo…

Betty Marroquin

LOS COMENTARIOS SON AJENOS AL NOTICIERO EL VIGILANTE

LEAVE A REPLY