SHARE
San Cristobal de Las Casas, Chiapas. 10 de junio de 2017. Plantacion de Palma Africana en el ejido boca Chajul, ubicado en la frontera con Guatemala, Selva Lacandona, Chiapas. Foto: Moysés Zúñiga Santiago.

Políticamente Incorrecta

Escribo sobre esto porque urge saber lo bueno. Si sólo leemos lo que dicen los medios, todo emprendimiento viene demonizado. Hay que entender antes de creer cualquier cosa y los insto a corroborar lo que les comparto.

Si usted consume: pizza, lápiz labial, sopas instantáneas, shampoo, helado, detergente, margarina, pan de rodajas, galletas, chocolates, usa biodiésel, jabones de baño, y muchos otros, usted es consumidor de aceite de palma.

Con frecuencia en las etiquetas va incluido cómo aceite vegetal o grasa vegetal, y bajo muchos otros nombres. https://www.worldwildlife.org/pages/which-everyday-products-contain-palm-oil Es el aceite más consumido en todo el planeta.

Guatemala se había convertido en el tercer proveedor de este aceite en el mundo. Digo había porque entre la guerra que le hacen los obtusos e hipócritas auto proclamados medioambientalistas y las narco-guerrillas, que estimulan la destrucción de las plantaciones e invasión a las propiedades privadas, van a exterminar el cultivo. 

Los llamo hipócritas porque seguro todos consumen productos con ese aceite, pero en sus micro cerebros pretenden que acabe la producción. Y obtusos porque hasta el WWF, que sí es un defensor serio de la naturaleza y el ecosistema a nivel mundial, habla a favor del cultivo. 

WWF dice que es uno de los cultivos menos dañinos para la naturaleza, es el más productivo en extensión de tierra mas pequeña (a diferencia de otros aceites) y la industria que mas invierte en el medioambiente. 

O sea, no sólo generan fuentes de empleo directo e indirecto, invierten en infraestructura-salud-educación, sino que también tienen una fuerte política de inversión medioambiental.

Aquí, como en mucho lugares, es más productivo difamar, denigrar, y desinformar a la población. Y este caso, no es la excepción.

En Guatemala, la industria de la palma africana genera 28,575 empleos directos. Eso significa que aproximadamente 112 mil personas se alimentan de esos empleos, aproximando a 4 miembros los hogares de caDa empleado directo. El 92% de las empresas palmeras contratan localmente y hay un 0% de trabajo infantil.

El flujo de dinero de esos salarios genera una inversión indirecta en bienes y servicios que se venden en la zona. Éstos implican más de 143 mil empleos indirectos. Obvio, cifras del 2019.

Para el 2019, la industria generó US$392,970,000 en divisas para el país. Esto es producido por 235 productores, de los cuales la gran mayoría son pequeños productores.

En Guatemala, contrario a las falsedades diseminadas por la narco-guerrillas y otros grupos criminales, no se produce deforestación. 

En el departamento de Petén, la producción de palma representa el 15.69% del PIB. En Izabal el 5.42% y en Alta Verapaz, el 4.33%, según el ente Central American Business Intelligence (CABI).

La industria implementa programas y proyectos de salud, seguridad alimentaria, educación, acceso a agua potable, acceso a energía eléctrica y acceso a infraestructura vial. 

Aproximadamente, 46 mil personas son atendidas anualmente en los centros de salud y hospitales que la industria financia.  Sólo para combatir el virus chino en 5 hospitales en los departamentos donde operan asignaron Q10 millones 600 mil.

Para programas de salud alimentaria invierten más de Q2 millones 500 mil anualmente. Atienden a sus trabajadores y sus familias, y a los vecinos de la zona.

Realizan jornadas médicas para niños y adultos. Prestan gratis el servicio de ambulancia. 

Los productores de palma tienen proyectos como producción agropecuaria, huertos familiares, siembra de cultivos básicos y hortalizas, crianza de peces y cerdos. Con ello apoyan una mejor alimentación en las comunidades y el estimulando el emprendimiento entre las mujeres de la zona.

En cuanto a infraestructura, los productores de palma dan mantenimiento a 1,250 km de carretera que beneficia a todos los que viven en esa zona. En el 2019 invirtieron más de Q18 millones en servicios básicos cómo agua potable para 15 mil personas. Tienen lavaderos comunitarios y paneles solares para las comunidades. Hablamos de atraer inversión extranjera y fomentar la nacional, pero el gobierno se empeña en aplicar políticas que matan al emprendimiento. Mientras la CC no garantice lo que la Constitución dicta, Guatemala seguirá avanzando pero en la dirección equivocada

Betty Marroquin

LEAVE A REPLY